Ciberacoso

El ciberacoso es un ataque a una persona a través de la tecnología por razones de enojo, venganza o control.

Un informe de Working to Halt Online Abuse que cubre el período 2000-2013 revela que la mitad de las personas que respondieron habían sufrido algún tipo de ciberacoso de parte de alguien con quien tenían algún tipo de relación, mientras que la otra mitad no había tenido ninguna relación con el perpetrador. Del primer grupo, la conexión más común era un/a ex (39.5%), seguido de un/a conocido/a en línea (16.25%) y algún/a amigo/a (12.5%).

La mujeres tienen más probabilidades de experimentar ciberacoso, en especial de un compañero íntimo

La mayoría de las acosadas por un compañero íntimo también enfrentan algún ataque físico de esa persona.

El ciberacoso incluye, aunque no se limita a:
  • hostigamiento, humillación e injurias a la persona tomada como blanco
  • acoso a la familia, amistades y empleadores para aislar a la persona
  • tácticas para atemorizar a la persona
  • adoptar la identidad de la otra persona
  • vigilar (p.ej., usando las notificaciones de Facebook para averiguar a dónde va la persona, usando spy ware, activando GPS)
 
El ciberacoso puede ser difícil de enfrentar debido a:
  • el anonimato del acosador
  • la presunción de las autoridades de que un acosador que está lejos no viajará para concretar las amenazas
  • el acosador incita a sus amigos en línea para que participen del acoso, para aumentar la angustia de la persona acosada

 

HOJA DE RUTA DE SEGURIDAD: CIBERACOSO

Constelatión de teléfono movil
Los hotspots de Wi-Fi y las conexiones bluetooth pueden revelar tu ubicación y hacer que sea más fácil hackear tu teléfono.
SMS/Llamadas: Si un acosador puede conseguir tu número de celular, puede acosarte mediante mensajes de texto o llamadas. Puede usarlo en combinación con un GPS para revelar que conoce tu ubicación. También puede usar spyware para interceptar tus mensajes y llamadas.
 
Si tu teléfono no está protegido con contraseñas, cualquier persona que lo tome puede acceder a tu información. El hackeo de contraseñas es común y cuanto más sepa de ti el acosador, más posibilidades tiene de adivinar tu contraseña. Además, las contraseñas más comunes son fáciles de divinar, como “123456”, “abc123” y “(nombre propio)”
 
Los GPS pueden decirte qué cafeterías están cerca, pero también pueden hacerle saber a otros dónde estás. La aplicación Girls Around Me, que afortunadamente ya caduca, era un perfecto aluvión de información de GPS y desarrolladores inescrupulosos.
Fotos: Las fotos llevan información incrustada en sus propiedades que incluye cuándo y dónde se tomaron. También es posible deducir la ubicación en base a lo que muestra la imagen.
 
Hay aplicaciones maliciosas que contienen spyware. Cuantas más funciones tenga tu smart phone, como GPS, más pueden utilizarse esos extras en tu contra.
Constelatión de laptops
Si tu dispositivo no está protegido con una contraseña, cualquiera que la use puede acceder a tu información. El hackeo de contraseñas es común y cuanto más sepa de ti el acosador, más posibilidades tiene de adivinar tu contraseña. Además, las contraseñas más comunes son fáciles de divinar, como “123456”, “abc123” y “(nombre propio)”.
 
Los hotspots de Wi-Fi y las conexiones bluetooth pueden revelar tu ubicación y hacer que sea más fácil hackear tu dispositivo.
 
Los acosadores pueden usar spyware para acceder a las cámaras web y filmar a personas sin su consentimiento.
 
A los acosadores les gusta meterse en los espacios para comentarios para publicar amenazas e insultos. Esto es común cuando el acosador es un desconocido.
 
De las entradas y fotos que publicas resulta muy fácil deducir información, sobre sobre dónde vives, los lugares que visitas regularmente y las personas que te interesan. A veces tus amistades también pueden revelar, sin quererlo, información sobre ti.
 
Las direcciones de correo electrónico a menudo están vinculadas a nombres y perfiles reales y los acosadores pueden servirse de esto para contactarte de manera directa. Una vez más, pueden usar spyware para acceder a tu dirección electrónica privada.
 
En las salas de chat puede haber acoso desde los contactos. Además, si utilizas la opción “recordar la contraseña automáticamente”, cualquiera que use tu computadora puede entrar a tus servicios de mensajería.
 
SaveSave
AdjuntoTamaño
PDF icon Conocer Más Sobre Ciberacoso6.97 MB