Ciberacoso

El ciberacoso es un ataque a una persona a través de la tecnología por razones de enojo, venganza o control.

Un informe de Working to Halt Online Abuse que cubre el período 2000-2013 revela que la mitad de las personas que respondieron habían sufrido algún tipo de ciberacoso de parte de alguien con quien tenían algún tipo de relación, mientras que la otra mitad no había tenido ninguna relación con el perpetrador. Del primer grupo, la conexión más común era un/a ex (39.5%), seguido de un/a conocido/a en línea (16.25%) y algún/a amigo/a (12.5%).

La mujeres tienen más probabilidades de experimentar ciberacoso, en especial de un compañero íntimo

La mayoría de las acosadas por un compañero íntimo también enfrentan algún ataque físico de esa persona.

El ciberacoso incluye, aunque no se limita a:
  • hostigamiento, humillación e injurias a la persona tomada como blanco
  • acoso a la familia, amistades y empleadores para aislar a la persona
  • tácticas para atemorizar a la persona
  • adoptar la identidad de la otra persona
  • vigilar (p.ej., usando las notificaciones de Facebook para averiguar a dónde va la persona, usando spy ware, activando GPS)
 
El ciberacoso puede ser difícil de enfrentar debido a:
  • el anonimato del acosador
  • la presunción de las autoridades de que un acosador que está lejos no viajará para concretar las amenazas
  • el acosador incita a sus amigos en línea para que participen del acoso, para aumentar la angustia de la persona acosada