Campaña actual

 
Repasar para resistir: Historias del movimiento para terminar con la violencia de género
 
El año pasado ¡Dominemos la tecnología! celebró su décimo aniversario, lo que nos hizo pensar en el movimiento para terminar con la violencia de género, desde sus comienzos a principios de los años ‘90, cuando empezamos con los 16 Días de acción para terminar con la violencia de género y la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de las Naciones Unidas, hasta el creciente y muy activo movimiento en torno a la violencia de género en línea que vemos hoy. ¿Cómo se ve esa línea de tiempo? ¿Quiénes son las agitadoras? ¿Cuáles son los momentos clave? ¿Quién no ha sido reconocida?  
 
Siente curiosidad por tu historia feminista – ¡y compártela! 
 
¿Cómo se ve el movimiento contra la violencia de género desde tu perspectiva? ¿Qué está ausente del relato principal? ¿Qué luchas, historias o victorias ocultas necesitan salir a la superficie? ¿Quiénes han liderado el trabajo sobre la violencia contra las personas trans, trabajadoras sexuales, personas viviendo con discapacidades y otras? ¿Quiénes han trabajado en formas creativas, subversivas y radicales?
 
Encuentra tu historia juntando antiguos carteles y panfletos, botones y prendedores, videos, canciones y manifiestos – toda la entusiasta parafernalia que coleccionaste a lo largo de los años. Pronto te informaremos cómo compartirla con nosotras para que podamos exhibir este hermoso collage de rabia y gozo en los 16 Días de activismo contra la violencia de género (25 de noviembre – 10 de diciembre) de este año. 
 
Mientras tanto, reflexiona sobre el movimiento y comparte lo que piensas. ¿Cuándo se comenzó a hablar de violencia de género en tu país? ¿Cómo te enteraste de ello por primera vez? ¿Qué papel cumplió internet? ¿Qué lecciones deberíamos preservar? ¿Cómo te gustaría reconocer a las dirigentes pioneras, olvidadas o anónimas en tu comunidad? Comparte tus pensamientos en la lista de correo o escribe a sara.baker@apcwomen.org.
 
Somos feministas, queers, artistas, docentes, visionarias en los márgenes y aunque las corporaciones y las instituciones traten de cooptar nuestro trabajo, éste es nuestro movimiento y nos pertenece a nosotras. Miremos atrás para ver cuánto hemos avanzado y entender mejor cómo seguir adelante. Celebraremos nuestro poder colectivo grabando nuestros nombres en los andamios y construyendo pasos para las nuevas generaciones.