Bnt Al Masarwa: Banda egipcia feminista

Author: 
Marina Samir

Primero que nada, quiero saludar a toda la comunidad feminista del mundo entero, enviar saludos a todas las hermanas de El Cairo. Soy Marina, integrante de una banda egipcia feminista llamada Bnt Al Masarwa – hija de egipcios/as. Nacimos en junio de 2015 y desde entonces, hemos realizado un viaje muy largo e intenso que aún no ha llegado a su fin.

Las cofundadoras de la banda nos encontramos en un taller de escritura creativa organizado por una ONG feminista llamada Nazra for Feminist Studies (Nazra para estudios feministas). El objetivo del taller era escribir letras de canciones inspiradas en nuestra lucha contra la discriminación que enfrentamos como mujeres jóvenes en la sociedad egipcia. Recuerdo muy bien ese taller. Estaba sentada con seis extrañas tratando de realizar un trabajo creativo en base a nuestra experiencia personal cuando, de repente, en el momento en que empezamos a compartir nuestras historias, nuestras luchas y nuestras decepciones, esas extrañas se volvieron mis compañeras.

Escribimos muchas canciones, seis fueron producidas por el Estudio Nazra y Badroom, de Alejandría. Sólo tres de nosotras pudimos viajar a Alejandría a grabar el disco y mientras estuvimos allí hablamos de la posibilidad de seguir con este trabajo. Decidimos continuar, convertirnos en una banda feminista e independiente que canta en árabe sobre lo enfrentamos las mujeres en la sociedad egipcia.

Un punto de inflexión

Recuerdo claramente la sala: un espacio muy soleado, con un amplio y cómodo sillón, una de nosotras sentada en el piso. Y entonces empezaron las preguntas: ¿por qué hacemos ésto? ¿Por qué queremos seguir? Y¿cómo vamos a seguir adelante?

Quisimos hacer una producción colectiva inspirada en las batallas a las que nos vemos enfrentadas, nosotras y tantas otras mujeres. Queríamos mostrar cuánto nos afectan, en lo personal y en la vida diaria, el patriarcado y el sexismo.

Queremos producir música feminista para denunciar lo que nos está pasando a nosotras y a otras mujeres por vivir en una sociedad patriarcal, clasista, sectaria, racista y centralizada. Queremos que nuestra música y nuestras canciones reflejen lo que nos sucede en la vida, así como nuestras luchas, y las batallas que libramos por nuestra salud mental a causa de la opresión. Porque esta es una de las formas que tenemos de luchar y también una de las maneras de hacer que nos vean, de declarar nuestra ira y reclamar nuestros derechos como mujeres.

Así que decidimos hacer talleres de narrativa oral (storytelling) y, a partir de los relatos escribimos las canciones. Las letras de nuestras canciones se basan en la realidad.

Realizamos tres talleres de narración oral en pueblos de tres gobernaciones del Alto Egipto, en los que 34 mujeres de El Minia, Assiut y Asswan compartieron parte de su alma en el círculo de narración de historias.

En el círculo de narración de cuentos, me encontré a mí misma
En el círculo de narración de cuentos, me perdí
En el círculo de narración de cuentos, todas compartimos parte de nuestra alma
En el círculo de narración de cuentos, me di cuenta de que no estoy sola,
y de que todas pasamos por eso
Nos dimos cuenta, lo vivimos
y sobrevivimos, cada una a su manera
En el círculo de narración de cuentos existía la solidaridad en su versión más simple
Sin declaraciones, demostraciones, ni eventos
Sólo escuchar, compartir, apoyar y amar


Women in a storytelling circle in Upper Egypt(Foto del taller de narrativa oral en el pueblo Abu Ghrier, gobernación El Minia, agosto 2016.)

Cuentos, letras y melodías

Después de compartir nuestras historias, nosotras, las integrantes de la banda, empezaron a escribir letras de canciones inspiradas en el círculo.

La obligan a dejar la escuela
La sacan de su casa
Le ponen un shwar* a su decepción
Colocan sus juguetes, su muñeca y el caballo
y construyen un muro

O novia
O novia
te ponen dentro de un vestido de novia
Pero eres tan diminuta"

*Shwar: palabra árabe tradicional que se usa en la jerga popular egipcia para referirse a todo lo que compra la familia para la novia antes de casarse. Y esta canción se inspira en las experiencias de las participantes con el matrimonio infantil, ya que la mayoría se casó entre los 12 y los 14 años.

Junten los escalpelos y sacrifiquen
En una alfombra blanca y dejen chorrear
su sangrante sangre

O madre de las circuncidadas
Apaga las luces
Dales café en vez de sharbat*

O dulce niña
El golpe ya pasó
todo el mundo vive
pero tu alegría muere"

*Café en lugar de sharbat: En Egipto, uno de los rituales del duelo en caso de muerte es tomar café, mientras el sharbat es una bebida muy dulce que suele servirse en todo tipo de festejos, incluso cuando las familias celebran la ablación del clítoris de sus hijas.

Una mujer negra, africana
de labios oscuros
y cabello enrulado
y sonrisa verdadera
procedente de Nubia

De repente, escuché racismo
Racismo ... racismo
¿qué significa esa palabra?

Significa que lo único que importa es mi color
mi mente y mi corazón ¿no importan?
¿Y quién soy?
¿Dónde vivo?
¿Y cuál es mi religión?"

Esta canción fue escrita por una de las participantes del taller que se realizó en Asuán. Ella es una egipcia negra de Nubia y habla de la violencia a la que se ve enfrentada debido a su raza y su color.

Todo el tiempo veo, en el Nilo,
los ojos de mi madre
You are increasing my wounds
You are burdening my worries

I know that it is not in your hand
the sound of traditions is very loud
and they are watching you
by the eyes of Jailor

Si, te perdono
aunque no está en mis manos perdonar
pero fingiré que sí"

Compartimos con las ocho participantes del taller de Asuán los sentimientos encontrados que tenemos todas en relación a nuestras madres, por ser parte de la violencia y la opresión que tuvimos que enfrentar aunque, a la vez, ahora nos damos cuenta de que ellas sufren la misma opresión que todas enfrentamos como mujeres.

Quizá sea la primera vez
que uso una máscara visible
pero eso es lo que voy a decir
y sé que no lo sabes
Usé máscaras muchos miles de veces
al hablar, al estrechar las manos y en mis planes futuros"

En el concierto final, después de finalizado el taller, seis de las ocho participantes decidieron subir a cantar con nosotras al escenario, pero por su seguridad decidimos que todas usaríamos máscaras yun galabeya de Nubia (una vestimenta tradicional) para que nadie del pueblo reconociera a las personas que estábamos en el escenario. Esta canción se inspiró en la idea de las máscaras y las partes de nosotras mismas y de nuestra vida que tenemos que ocultar porque a veces estamos exhaustas de luchar todo el tiempo.


Women wearing masks and singing in Upper Egypt(Foto del concierto de Asuán, con las seis participantes del taller cantando con la banda, febrero 2017.)

Por último, aunque no por ello menos importante

Hicimos una campaña de crowdfunding (financiación colaborativa) para producir 10 de las 18 canciones que fueron escritas durante este viaje por el Alto Egipto y recibimos muchísimo apoyo, sobre todo de grupos feministas egipcios y del mundo entero. En este artículo, compartimos con ustedes fragmentos de cinco canciones que estamos produciendo ahora y, a continuación, vamos a compartir parte de los enunciados de nuestra campaña.

¿Por qué lo hacemos?
Para nosotras, el feminismo es algo sumamente personal. Es una forma de vida, un camino que nos permite cuestionar lo aprendido y lo que nos hemos dado cuenta de nosotras mismas y de la sociedad, que empieza por la familia y termina en la sociedad en toda su extensión.

El canto es el lenguaje que elegimos para expresar nuestros sentimientos y para documentar nuestros relatos y los de otras mujeres como parte de la historia, ya que la historia siempre la han escrito los más poderosos y los más privilegiados. Nuestro sueño es que nuestras canciones perduren.

¿Por qué "Mazghuna?" ("Mazghuna" es el título del próximo disco.)
Mazghuna es el nombre antiguo del pueblo Abu-Ghreir, situado en la Gobernación de Menia, y fue nuestra primera parada en el proyecto del Alto Egipto. Cuándo le preguntamos a las mujeres por el significado de la palabra, nos dijeron diferentes sentidos: uno era "Mazghuda", la mujer golpeada y silenciada, y otro fue "Masjuna", que significa mujer recluida, presa. Nos pareció que este nombre servía perfectamente para expresar la experiencia completa y que, de hecho, se originaba en ella.

Cantamos para las 34 mujeres que abrieron su corazón y compartieron con nosotras sus luchas. con nosotras. Cantamos para nosotras mismas, para hablar de lo que nos está pasando y lo que sentimos, para que nadie lo haga por nosotras.

Empezamos cantando y cantando elegimos seguir.

#FeministsSinging

SaveSaveSaveSaveSaveSaveSaveSaveSaveSave