Acerca de

Desde 2005, la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC) trabaja para fortalecer la capacidad de las defensoras de derechos de las mujeres y sus organizaciones en el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC) con el fin de erradicar la violencia contra las mujeres y responder a la creciente incidencia de estas tecnologías en la violencia de género. En 2006 se lanzó la campaña “¡Dominemos la tecnología!” convocando a todas las personas usuarias de TIC e internet – en especial mujeres y niñas – a dominar la tecnología y usar las plataformas TIC estratégicamente para el activismo contra la violencia hacia las mujeres (teléfonos celulares, mensajes de texto, blogs, sitios web, cámaras digitales, correos electrónicos, audios, videos, redes sociales y mucho más). De 2009 a 2011, se profundizó esta labor con conocimientos y acciones en torno a estos temas. Los resultados del proyecto “¡Dominemos la tecnología! para erradicar la violencia contra las mujeres” demostraron la necesidad de usar estas nuevas herramientas para encontrar soluciones a la violencia que las mujeres enfrentan cuando usan las TIC y se conectan a internet.

En este contínuo trabajo, documentamos que los casos más comunes de violencia contra las mujeres usando tecnología incluyen hostigamiento en línea, acoso sexual, vigilancia y monitoreo, violaciones a la privacidad y uso y manipulación no autorizados de información personal, incluyendo imágenes y videos. Encontramos que a medida que crecen estas violaciones, las mujeres y las niñas que son víctimas de ellas no saben qué medidas tomar para frenar los abusos, ni qué tipo de denuncias pueden realizar, ni ante quienes hacerlo, ni qué tipo de ayuda pueden obtener de las autoridades. En la mayoría de los países todavía no existen políticas, ni regulaciones, ni servicios adecuados que permitan responder a estas nuevas formas de violencia. El informe “Voces desde los espacios digitales” discute estas cuestiones en detalle

La violencia en los espacios digitales existe. Por lo general, los esfuerzos por monitorear y contrarrestar la violencia contra las mujeres que llevan a cabo los gobiernos en muchos países omiten esta forma creciente de violencia. Mientras no se la documente adecuadamente, permanecerá invisible, poco comprendida y fuera de los esfuerzos concertados para erradicar la persistente realidad de la violencia contra las mujeres en todo el mundo.  

¡Ponlo en el mapa! ¡Únete a la iniciativa!

El llamado a documentar estos hechos es un llamado a dar testimonio de lo que ocurre. Hay que  lograr que lo invisible se torne visible. La campaña “¡Dominemos la tecnología!” llama a las mujeres y niñas a apropiarse de la tecnología para relatar sus propias experiencias, dar testimonio, representarse a sí mismas y conformar su propia narración de los hechos de violencia que ellas experimentan en todo el mundo.

Se debe hacer un llamado internacional para que el mundo vea lo que no quiere ver o sólo ve como información sensacionalista o que produce miedo. También se debe buscar a quienes son responsables de crear un entorno que perpetúa la violencia contra las mujeres.

Llamamos a lograr conexiones entre las mujeres que piensan que sus relatos son sólo hechos aislados, insignificantes o inusuales, con el panorama general que nos muestra que las mujeres sufren violencia en todas partes por el simple hecho de ser mujeres. Por ello sostenemos que cada relato vale. Porque estos relatos son parte de un todo al que podemos contribuir como personas capaces de ver, actuar, contar, responder, subvertir, irrumpir y transformar. 

Esta iniciativa tiene que ver con una manera feminista de crear conocimiento, representaciones y testimonios. También de exigir y crear cambios.
Es parte de la campaña “¡Dominemos la tecnología!” y del proyecto “Basta de violencia: derechos de las mujeres y seguridad en línea”. Se trata de un esfuerzo conjunto que convoca a organizaciones y personas de todo el mundo a documentar, contar su caso y construir un cuerpo de evidencias sobre la violencia contra las mujeres que ocurre en línea, o a través del uso de las TIC como los teléfonos móviles y las computadoras.

Los casos documentados serán utilizados en la campaña para reclamar en todos los niveles, local, nacional e internacional, en los que se reconozca la existencia de usos violentos de la tecnología contra las mujeres. También se informará sobre los esfuerzos para fortalecer la capacidad de las mujeres y las niñas para hacer frente a esta violencia en línea y el trabajo de las defensoras de derechos de las mujeres y las activistas por los derechos en internet para erradicar este tipo de violencia.  

El mapa es una iniciativa de APC y es desarrollado por las siguientes organizaciones, que también tienen a su cargo el mapa correspondiente a su país. La información se carga simultáneamente en el mapa internacional y en los mapas por país.

  • One World Platform for Southeast Europe (OWPSEE), Albania, Bosnia-Herzegovina, Croacia, Montenegro, Serbia https://ba.takebackthetech.net/
  • Colnodo, Colombia https://co.takebackthetech.net/mapit/
  • Si Jeunesse Savait, República Democrática del Congo https://cd.takebackthetech.net/mapit/
  • KictaNet, Kenia https://ke.takebackthetech.net/mapit
  • Bytes for All, Pakistán https://pk.takebackthetech.net/mapit
  • Foundation for Media Alternatives (FMA), Filipinas https://ph.takebackthetech.net/mapit
  • Erika Smith, APC, México https://mx.takebackthetech.net


¡Mapea! ¡Les invitamos a unirse e informar sobre los casos que conozcan en sus propios países o en otras partes del mundo para ayudarjos a reunir evidencias contundentes para eliminar la violencia en línea contra las mujeres!


Este proyecto es posible gracias al Funding Leadership and Opportunities for Women (FLOW) Fund del Ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda.