Tu cuerpo, tus reglas, tu sexteo: acoso.online actualizada!

Confías en esa persona. El jugueteo avanza y el pedido de imágenes sexies es inminente. Puede ser que esa persona que era “el amor de tu vida” o tal vez un "crush" (encontronazo de algún día) ya no lo sea y esté enojada. O puede ser que alguien se inmiscuya en tus dispositivos y te robe información que no está bajo candado. Sucede, más de las veces que nos gustaría, que nuestra intimidad compartida se vuelva un botín de guerra.

La colectiva Acoso.Online, con un enfoque en el que no quedan afuera los colores y un acercamiento sensible a este tipo de violencia en internet, es un buen ejemplo que acerca soluciones concretas al asunto. Así mismo, la cobertura de cómo cada país trata (o desmerece) este tipo de violencias es cada vez más amplio, la colectiva expande su cobertura informativa en el continente latinoamericano con informaciones concretas y actualizadas acerca de la divulgación de imágenes intímas sin consenso mutuo.

En los últimos meses comenzó a ofrecer asistencia a siete países (Argentina, Brasil, Chile, México, Panamá, Perú y Venezuela) con información de ayuda y orientación legal a personas que han sido víctimas de divulgación de imágenes íntimas de manera no consensuada. Con una navegación ágil, de acceso rápido a las informaciones necesarias cuando necesitamos auxiliar o auto-asistirnos en caso de circulación de imágenes que no queríamos compartir con nadie más que con la persona objeto de nuestro envío.

Contra la sensación creciente de que “internet es tierra de nadie” en materia de violencias y discursos de odio, la colectiva que basa su quehacer en dar soluciones concretas al acoso digital, brinda apoyos concretos: ofrece una guía de 5 opciones para abarcar una problemática que resulta desafiante tanto para las autoridades judiciales como para las propias plataformas comerciales (que han demostrado lentitud y desidia en sus respuestas a la sociedad civil):

acoso.online ilustración

1. Denunciar el caso en las plataformas.- en la mayoría de plataformas existe la posibilidad de reportar el contenido indeseado y quitar el material de circulación, el portal facilita una guía de cómo hacerlo. Es importante considerar que estas herramientas pueden ser limitadas.

2. Conoce las leyes que pueden ayudarte: en la plataforma existe información pertinente recopilada que puede ser útil a falta de un marco legal adecuado tanto en Chile, como en Perú, entre otros, en relación a este tipo de violencia.

3. Denuncia a la justicia: para cada país el portal ofrece una guía útil para proceder de la manera más adecuada, dependiendo de cada caso.

4. Resiste y toma control sobre la tecnología: además de protegerte, siempre es bueno adquirir una actitud proactiva, por eso visita la sección de consejos y herramientas útiles sobre cómo proteger tus imágenes y evitar su tráfico o mal uso.

5. Abre un diálogo con tu comunidad: comenzar a visibilizar la conversación contribuye a informar y evitar que la violencia vuelva a ocurrir.

Desde sus redes no se cansan de señalar que “La publicación no consentida de imágenes y videos íntimos por medios electrónicos es una forma de violencia de género contra las mujeres heterosexuales y personas LGBTIQ. NO es natural, NO es tu culpa y NO te lo mereces”. Recomendamos la sección “Conoce las leyes que pueden ayudarte” que analiza país por país cuáles son las previsiones de la ley para los diversos casos de divulgación de imágenes íntimas de manera no consensuada.

Conoce más de esta iniciativa que colabora con la dignidad humana en internet (y contemplar de manera comparativa cómo actúan las autoridades ante casos como éstos en tu país).

Infórmate y resiste en http://acoso.online